El territorio actual del cantón Guamote es producto de una configuración anterior a la conquista española incluso anterior al período de la conquista de los Incas, lo que lo ubica como un pueblo con una larga historia llena costumbres y tradiciones. En el territorio del actual cantón Guamote, se asentaron los “Puruhaes”, repartidos en varios cacicazgos denominados: “Guamotis”, “Atapos”, “Pull”, “Tipines”, “Vishudes”, “Basanes”, Pachacamas, entre otros.

Al parecer, la localización geográfica de dichos cacicazgos no fue accidental, si no respondió a una estrategia de defensa del territorio en contra ataques externos. Según el Padre Juan de Velasco, en la planicie del Tiocajas (hoy Guamote) se desarrollaron culturas guerreras que se resistieron a las conquistas incásica primero y luego a la española. En la lengua Puruhá GUA-M-AUTE significaría “Caserío Poblado”.

La conquista incásica no provocó el despojo masivo de los instrumentos de producción, ni la expulsión de las tierras de las comunidades conquistadas. Se entiende que con la conquista incásica se introdujeron técnicas agrícolas hasta ese momento desconocidas en unos casos o aplicadas en forma rudimentaria en otros, y también se promovió el uso de nuevas materias primas y productos.

El ámbito sociopolítico significo una férrea disciplina y la racionalidad en las decisiones económicas. La organización social se generaba en el Ayllu, el cual, se constituía a partir de un grupo de familias que compartían un área determinada, los animales y las cosechas. Las familias y los Ayllus disponían de los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades, para lo cual, en las actividades agroproductivas se empleaba el trabajo conjunto de los miembros de las familias y de las comunidades (lo que se denominó la minga). Estas actividades eran un verdadero regocijo popular, las mismas que eran acompañadas por canticos con una gran riqueza rítmica y melódica, en una escala musical pentafónica.

La conquista española incorporó el feudalismo y por tanto la adopción del sistema de servidumbre en Latinoamérica y propició la apropiación de grandes extensiones de tierra en favor de sus promotores. Los pueblos originarios, fueron sometidos a un estado de semi esclavitud, ya que fueron encomendados a los conquistadores para que inclusive se vele por sus almas. En el cantón Guamote, como resultado de la conquista española y la reproducción del sistema feudal, se incorporó la figura de la hacienda, a través de la cual se condenaba a los integrantes de los cacicazgos a los denominados huasipungos. La hacienda se fue consolidando a través de la colonia, y su propiedad pasaba de mano en mano en favor de los conquistadores o sus descendientes, hasta llegar al año de 1950. En dicho año, nueve haciendas tenían una extensión de territorio superior a las 71.500 hectáreas.

Unos cuantos kilómetros al norte de la actual ciudad de Guamote se fundó la primera ciudad española del Ecuador (Santiago de Quito), aspecto que fue de vital importancia para la conquista hispánica.
En el año de 1588, se le encarga al comisionado Don Juan Clavijo la fundación de varios pueblos en los territorios que hoy se asientan las provincias de Chimborazo y Tungurahua. La fundación española de Guamote ocurriría en ese año, es decir diez años antes incluso de la fundación española de Villa Riobamba (actualmente Villa la Unión). Guamote fue elevada a parroquia civil el año de 1.613 y que treinta años después en 1643 se la erigió como parroquia eclesiástica, servida por sacerdotes de la orden de San Agustín.

El año de 1.797 Villa Riobamba y Guamote fueron asolados por un terremoto de grandes proporciones. Este fenómeno natural casi destruye por completo estos dos centros poblados, y en el caso de Guamote, obliga a sus habitantes a que se establezcan al margen derecho del río del mismo nombre, en donde actualmente existe el viejo Guamote.
Históricamente a Guamote se la conoce como la “Bastilla Indígena”, debido a que durante la colonia y la república se fraguaron varios levantamientos indígenas muy importantes, para la vida política de la provincia y del país. Por esta razón, a Guamote también se le denominó “Corazón de la rebeldía Puruhá”. Uno de los levantamientos más rememorados fue el acaecido el año de 1.803, que tuvo como centro de la rebelión la eliminación del cobro de los tributos y los diezmos. Este levantamiento fue liderado por Lorenza Avemañay, Julián Quito, Francisco Shigla, entre otros. Por otro lado, se conoce que alrededor de diez mil indígenas de Guamote participaron en la avanzada hacia Quito durante la Revolución Liberal, liderada por el general Eloy Alfaro.

Por otra parte, Guamote formó parte del cantón Riobamba, primero durante la vigencia de la Gran Colombia y después en la era republicana, hasta cuando en el año de 1884 se crea el cantón Colta del cual Guamote pasa a formar parte hasta su posterior cantonización

En el año de 1903, el ferrocarril que atravesaba desde Duran a Quito, llega a Guamote, este acontecimiento, incorpora nuevas formas de vida y comercio para sus habitantes. Por varias décadas el ferrocarril tuvo una importante presencia en el desarrollo del cantón Guamote; permitió el abastecimiento de productos de primera necesidad a sus pobladores, así como la venta de productos de la zona a otros centros poblados del país. El ferrocarril y la carretera panamericana posibilitaron que durante varias décadas del siglo veinte el desarrollo de Guamote se de forma espontánea, tal es así que en el área urbana se instalaron múltiples comercios para el satisfacer el creciente consumo local y sobre todo la demanda de insumos y herramientas para la agricultura y la ganadería.

Durante la mayor parte del siglo XX, las grandes haciendas de Guamote estaban en manos de terratenientes riobambeños, las que producían bienes agrícolas cuyo mercado se encontraba especialmente en la ciudad de Guayaquil. Grandes cantidades de carne, papas, cebada, trigo, cebolla entre otros productos de la zona eran los más apetecidos en dicho mercado.

La concentración de la tierra fue la causa de conflictos locales, algunos de ellos muy radicales. El ejemplo más relevante se presentó en el año de1935 cuando se dio el levantamiento indígena y la batalla de Chuquira, la misma que fue encabezada por el Coronel Ambrosio Lazo (liberal oriundo de Pull), cuyo propósito era el alcanzar reivindicaciones sociales y permitir el acceso a la tierra a los indígenas.

En 1938, a partir de la promulgación de la ley de comunas, obtienen su personería jurídica las comunidades de San José de Atillo, Chismaute Alto y Gualipite, acontecimiento a partir del cual se empezó a configurar un importante tejido social que posibilitó el surgimiento de políticas de reivindicación en favor del pueblo indígena.
Como se indicó Guamote formaba parte del cantón Colta, desde el año de 1884 hasta el 1 de agosto de 1944, fecha en la que alcanza su cantonización, mediante el decreto ejecutivo No. 606 expedido por el entonces Presidente Dr. José María Velasco Ibarra y el 21 de Agosto del mismo año se inaugura el Ilustre Consejo Municipal de Guamote. En sus inicios el cantón se integró con las parroquias la Matriz de Guamote y Cebadas, y el 7 de agosto de 1946 se decreta la anexión de la parroquia Palmira (perteneciente hasta esa fecha al cantón Alausí).

 
10 de Agosto y Avelardo Montalvo, Guamote, Ecuador
  • Correo: municipio@gadguamote.gob.ec
  • Teléfono: +(593) 3 2 916 160
  • Troncal: + (593) 3 2 916 286

Soporte Multi Idioma

esafarcazh-TWdanlenfrdehiiditjakolanoptru

Visitas al sitio

0.png3.png4.png2.png5.png
Visitas de Hoy31

1
Usuarios Activos

Sábado, 20 Julio 2019 15:32
© Copyright 2017 . All Rights Reserved Spectrum Template by JoomShaper

Search