Rafael Brito Mendoza

Rafael Brito Mendoza, nació en Guamote, provincia de Chimborazo, el 9 de marzo de 1943. Hijo de Hugo Brito Gualli y Rosalva Mendoza Santos, heredó la sangre rebelde de sus antepasados, como Fernando Daquilema, Cecilio Taday y Ambrosio Lasso. Provincia de Chimborazo donde antes existían las más humillantes violaciones de los derechos humanos en contra de los pobres por la confabulación siniestra de latifundistas, autoridades y credo tradicional.

Paulatinamente fue formando su conciencia crítica convertida en compromiso por las causas populares hasta entregar su propia vida en 1970. Sus estudios primarios los realizó en la escuela Joaquín Chiriboga, desde niño fue formando su conciencia social por los más necesitados junto a su padre que en ese entonces era Presidente del Municipio de Guamote, se trasladó a Quito y luego a Guayaquil a realizar sus estudios secundarios donde muestra sus cualidades e ideas revolucionarias capaz de liderar y organizar fuerzas populares.

Ingresa a la Facultad de derechos de la Universidad de Guayaquil en donde cristaliza sus ideas socialistas en defensa de los pobres y marginados para frenar los abusos de los sectaristas y oligárquicos por lo que funda el Frente de Izquierda Universitaria (FIU), para luchar con sus compañeros por la segunda reforma universitaria, contra la intromisión de universidades norteamericanas en el Alma Mater ecuatoriana.

Fue militante de la Juventud Socialista Revolucionaria JSRE, fue presidente de la Asociación Escuela de Derecho AED. En 1969 participó en las jornadas estudiantiles, el 29 de mayo de 1969 la Casona Universitaria Porteña es asaltada por paracaidistas y realiza la matanza de más de 15 estudiantes, al respecto el 29 de Mayo de 1970, Rafael Brito propone formar un Trubunal de Honor para que se juzgue a quienes fueron culpables de aquella criminal jornada. Pero fue tomado prisionero en Guayaquil no obstante de apelar al recurso de “Habeas Corpus” y tener orden de libertad salió libre tras permanecer 24 horas en el edificio de la municipalidad de Guayaquil.

Tras el fracaso del Congreso de estudiantes de Derecho a nivel Latinoamericano en la ciudad de Cuenca y al declararse dictador Velasco Ibarra en Julio de 1970 se despide de sus compañeros con el lamento que no haya cristalizado el congreso, sale a Guamote disfrazado con lentes y patillas a que no se dieran cuenta la policía y sicarios del Velasquismo.

Una vez estando en Guamote en la casa de sus padres llega saber que el buró de estudiantes de derecho latinoamericano acuerdan estructurar un frente único, para luchar contra la dictadura y la restauración de los regímenes de Derecho, e impulsar la instauración de la Democracia en los Estados de América Latina, de tal manera que Rafael Brito emprende el regreso a Guayaquil ante los ruegos de su madre que no lo hiciera, pero con el lema de “preferible morir antes que claudicar” vía tren emprende regresa pero se queda los primeros día de julio en la propiedad de un amigo en Naranjito.

No tuvo la libertad de andar libremente, se podría decir que no tuvo residencia fija, puesto que iba donde sus amigos para despistar a los sicarios pero continuaba su lucha valientemente desde la clandestinidad.

El domingo 23 de agosto de 1970 su esposa no teniendo respuesta de comunicación con su esposo se comunica con sus suegros a Guamote pensando que está con ellos, pero ante la respuesta negativa denuncia ante los medios de comunicación por la persecución del estado a un dirigente estudiantil universitario que lucha frontalmente por el bienestar de la universidad ecuatoriana. Ante este acontecimiento la Srta. Virginia Pacheco representante de la Escuela de Derecho y el Dr. Telmo Hidalgo del Partido Socialista revolucionario hacen declaraciones ante la prensa diciendo que ha sido capturado por la policía Militar o policía Civil y se encuentra preso en algún cuartel.

Desde entonces la situación es conocido por sus familiares quienes inician la búsqueda por todos los medios pero sin tener respuesta viviendo infructuosos días de sosobra, hasta que el lunes 31 de agosto de 1970 a eso de las ocho de la mañana a 2 km de la población de Anconcito fue hallado el cadáver de Rafael Brito mendoza sumamente maltratado por la furia del mar metido en un saco de yute fuertemente amarrado las dos piernas, sus brazos atadas hacia su espalda y con un saco de arena sobra la misma para que se hunda.

Por su aspecto que presentaba la diligencia de la Autopsia establece que ha sido sometido a crueles torturas, la mordaz con la boca abierta, en forma tal que la quijada le tenía fuertemente sujeta hacia abajo, probablemente fue colocada en esa forma para que sus gritos no fuesen escuchados, sus labios completamente hinchados y en la fase del cráneo un cuágulo de sangre, traumatismos en la cara, la nariz fracturada y los pulmones llenos de agua y arena, de tal manera que los legistas certificaron que su muerte se produjo por asfixia y por inmersión en el agua calculando que su cadáver ha estado entre 10 y 12 días en el agua.

Los asesinos materiales e intelectuales de este execrable crimen que todavía permanece en la impunidad los jusgará la historia, crímenes desatados contra los mártires estudiantiles solamente por su indeclinable lucha en favor de los sectores marginados de nuestro ecuador, resaltando el pensamiento hecho público por la escuela de Psicología de la universidad de Guayaquil en aquello días sangrientos “LA LUCHA ES LARGA CUANDO SE LAS COMIENZA, PERO NO LLEGA NUNCA SI SABIENDO QUE ES LARGA NO LA INICIAMOS”

 
10 de Agosto y Avelardo Montalvo, Guamote, Ecuador
  • Correo: municipio@gadguamote.gob.ec
  • Teléfono: +(593) 3 2 916 160
  • Troncal: + (593) 3 2 916 286

Soporte Multi Idioma

esafarcazh-TWdanlenfrdehiiditjakolanoptru

Visitas al sitio

7.png7.png6.png5.png1.png
Visitas de Hoy309

1
Usuarios Activos

Domingo, 13 Octubre 2019 15:31
© Copyright 2017 . All Rights Reserved Spectrum Template by JoomShaper

Search